El gran momento


beber un buen vino, ese gran momento

Es el momento, lo más buscado, ese sitio donde nuestro espíritu da rienda suelta a sabores y sentimientos en los que nuestro alma se llena de plenitud y calma.

Es el momento de un buen vino.

Durante toda la historia son innumerables las ocasiones que el vino ha sido sello de alianzas, contratos y acuerdos. Tiene la cualidad de elevarse hasta lo místico y dar rienda suelta a la imaginación y la sabiduría de quienes lo beben y comparten.


Os dejamos algunas frases célebres que dan fé de su grandeza:

Francis Bacon: Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer.

Lucio Anneo Séneca: El vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza.

Gustav Mahler: Un vaso de vino en el momento oportuno vale más que todas las riquezas de la tierra.

Nicanor Parra: El vino cuando se bebe con inspiración sincera solo puede compararse al beso de una doncella.

Benjamin Franklin: El vino hace la vida más fácil y llevadera, con menos tensiones y más tolerancia.

Alejandro Dumas: La comida es la parte material de la alimentación, pero el vino es la parte espiritual de nuestro alimento.

Luis Fernando Olaverri: El vino es la única obra de arte, que se puede beber.

Mariano Rajoy: ¡Viva el vino!.

Siendo así, está claro que es el momento,  el de momento de tomar un buen vino, solo o en compañía.